TRAUMATISMO DENTAL

El verano es sinónimo de jugar mucho para los niños y ello a su vez significa más riesgo de sufrir un accidente en la piscina o en la playa, con el patinete, deportes o juegos de contacto…. Por ello, es importante saber qué hacer ante un traumatismo dental.

En el caso de recibir un golpe y que se produzca una fractura del diente, lo primero, después de atender al niño y calmarlo, es buscar los fragmentos del diente, ya que, si los guardamos, aproximadamente dentro de las dos primeras horas, el dentista puede intentar pegarlo.

Para ello tendremos que conservarlos en suero fisiológico, leche o saliva, este último medio es el mejor de los tres.

Pero, ¿qué pasa si el diente sale de la boca tras el golpe?

Cuando ocurre una avulsión y el diente lo encontramos, es importante saber que deberemos manipularlo por la corona (nunca por la raíz), lo mantendremos bajo un chorro de agua durante 10 segundos, en caso de no estar limpio y con cuidado de no tocarlo por la raíz.

TRAUMATISMO DENTAL

Colocaremos el diente en su alveolo y apretaremos con una servilleta o pañuelo; en caso de no poder recolocarlo, lo mejor es mantenerlo en saliva, suero fisiológico o leche y acudir lo más rápido posible a nuestra clínica, ya que al igual que en el traumatismo, tenemos poco tiempo para volver a adaptarlo en la boca.

Esperamos que el consejo sobre traumatismo dental de Clínica Juana María Fernández os haya servido de ayuda.